- Anuncio -

“No llegamos a ser personas conscientes sin dolor” Carl G. Jung

¿Son conscientes los seres anestesiados?

La Anestesia es un recurso médico para bloquear la sensibilidad de un paciente mediante el uso de fármacos. Y también es el modo que encuentran algunas personas que prefieren evitar situaciones dolorosas. Hay quienes se anestesian tomando drogas o alcohol y quienes lo hacen de un modo más intelectual, haciendo sus propias construcciones de la realidad.

- Anuncio -

De uno u otro modo la búsqueda es la misma: evitar el dolor.

Ante aquello que represente un posible dolor la elección es la anestesia. Pero toda elección implica una renuncia; en estos casos se esta renunciando al desafío de enfrentar ese dolor y superarlo, perdiendo de este modo la oportunidad de aprendizaje.

El punto es que el dolor no es algo que pueda evitarse; lo que podemos evitar es el sufrimiento aunque para ello hay que aceptar el dolor en lugar de negarlo o evitarlo.

¿qué sucede entonces cuando elegimos negar estas circunstancias?

Una de las consecuencias es que el anestesiado no siente. Para ejemplificarlo voy a citar el caso de Margarita, quien comenzó a tener una relación tormentosa con su madre desde que se divorció de su padre y éste se fue de la casa donde vivían los tres. Para evitar este dolor ella empezó a consumir alcohol, pastillas y todo lo que la sacara de esa realidad que no toleraba. La relación con su mamá se tornó insostenible y Margarita se fue a vivir con una amiga.

La sensación de felicidad no duró mucho porque la realidad sobre sus padres no había cambiado. Entonces aumentó las dosis de anestesia hasta que tuvo como consecuencia algunas enfermedades. Así llegó a pedir Coaching y en su primera sesión me dijo que no sentía nada por su madre, lo cual era lógico: estaba anestesiada!

Anestesiados

Las preguntas que le hice a Margarita para comenzar el proceso con el que logró hacerse responsable y re interpretar su historia para ver otros aspectos que antes no veía son las mismas que te invito a responder para que puedas iniciar tu propio camino hacia una felicidad auténtica:

¿Cuáles son tus formas de evadir y evitar más frecuentes?

¿Para que me estoy anestesiando? ¿Qué finjo no estar sabiendo?

¿Qué consecuencias me trae estar anestesiado?¿Y a los que me rodean?

¿Qué estoy evitando y evadiendo en cualquier aspecto de mi vida? ¿De que no me quiero hacer responsable?

Si al responder estas preguntas te das cuenta que necesitas ayuda profesional para que te acompañe en este proceso, no lo dudes: pedí Coaching.

Compartir
Artículo anteriorFernando Girasol entrevista a Andrea Fernández
Artículo siguienteAfirmaciones Positivas, el poder generativo del lenguaje
Fernando Girasol
En mayo de 1993 fue facilitador por primera vez en un retiro espiritual y allí, sin saberlo, empezó a transitar el camino del Coaching, cuando todavía la profesión no existía como tal. Once años después conoció el Coaching Ontológico y decidió formarse como profesional. Dictó talleres de liderazgo en el Centro de Formación Deportiva de Christian "Chaco" Giménez (actual jugador de Cruz Azul) en México y a su regreso lo convocaron del Club Social y Deportivo Liniers, con el cual logró el ascenso en noviembre de 2015. Luego fue coach del área Mentality de ácumen, el centro de entrenamiento para deportistas de alto rendimiento y allí perfeccionó su método de Coaching Deportivo. Se graduó además como Locutor Nacional (ISER) y Periodista (UCA). Es profesor de Periodismo Digital y Nuevas Tecnologías de la Información, entre otras materias, en ISEC; Director de Prensa y Comunicación en la Delegación CABA-GBA de la AACOP (Asoc. Argentina de Coaching Ontológico Profesional) y Co-Fundador y Director Periodístico de PressCoaching. Vive en Buenos Aires con sus dos hijos varones.